LIMITES INFRANQUEABLES 5

  1. 1
  2. 1
  3. 1
  4. 1
  5. 1
  6. 1
  7. 1

Vuelve a sonar el telefono. Es Elliot. Kate me guina un ojo y se mete en su habitacion dando saltitos como una quinceanera. Se que deberia estar escribiendo su discurso por haber sido la mejor alumna de la promocion, pero parece que Elliot es mas importante. ?Que pasa con los Grey? ?Que los hace tan absorbentes, tan devoradores y tan irresistibles? Doy otro trago de vino.

Hago zapping en busca de algun programa, pero en el fondo se que estoy demorandome a proposito. El contrato echa humo dentro de mi bolso. ?Tendre las fuerzas y lo que hay que tener para leerlo esta noche?

Apoyo la cabeza en las manos. Tanto Jose como Christian quieren algo de mi. Con Jose es facil, pero Christian ... Manejar y entender a Christian es otra cosa. Una parte de mi quiere salir corriendo y esconderse. ?Que voy a hacer? Pienso en sus ardientes ojos grises, en su intensa y provocativa mirada, y me pongo tensa. Sofoco un grito. Ni siquiera esta aqui y ya estoy a cien. No puede ser solo sexo, ?verdad? Pienso en sus bromas amables de esta manana, en el desayuno, en su alegria al verme encantada con el viaje en helicoptero, en como tocaba el piano, esa musica tan triste, dulce y conmovedora ...

Es un hombre muy complicado. Y ahora he empezado a entender por que. Un chico privado de adolescencia, del que abusa sexualmente una malvada senora Robinson ... No es extrano que parezca mayor de lo que es. Me entristece pensar en lo que debe de haber pasado. Soy demasiado ingenua para saber exactamente de que se trata, pero la investigacion arrojara algo de luz. Aunque ?de verdad quiero saber? ?Quiero explorar ese mundo del que no se nada? Es un paso muy importante.

Si no lo hubiera conocido, seguiria tan feliz, ajena a todo esto. Mi mente se traslada a la noche de ayer y a esta manana ... a la increible y sensual sexualidad que he experimentado. ?Quiero despedirme de ella? ?No !, exclama mi subconsciente ... La diosa que llevo dentro, sumida en un silencio zen, asiente para mostrar que esta de acuerdo con ella.

Kate vuelve al comedor sonriendo de oreja a oreja. Quiza este enamorada. La miro boquiabierta. Nunca se ha comportado asi.

- Ana, me voy a la cama. Estoy muy cansada.

- Yo tambien, Kate.

Me abraza.

- Me alegro de que hayas vuelto sana y salva. Hay algo raro en Christian -anade en voz baja, en tono de disculpa.

Sonrio para tranquilizarla, aunque pienso: ?Como demonios lo sabe? Por eso sera una buenisima periodista, por su infalible intuicion.

Cojo el bolso y me voy a mi habitacion con paso desganado. Los esfuerzos sexuales de las ultimas horas y el total y absoluto dilema al que me enfrento me han dejado agotada. Me siento en la cama, saco con cautela del bolso el sobre de papel manila y le doy vueltas entre las manos. ?Estoy segura de que quiero saber hasta donde llega la depravacion de Christian? Resulta tan intimidante ... Respiro hondo y rasgo el sobre con el corazon en un puno.


En el sobre hay varios papeles. Los saco, con el corazon latiendome muy deprisa, me siento en la cama y empiezo a leer.




Agradecimientos 3 | Agradecimientos 4 | Agradecimientos 5 | Agradecimientos 6 | Agradecimientos 7 | Agradecimientos 8 | El incumplimiento de cualquiera de las normas anteriores sera inmediatamente castigado, y el Amo determinara la naturaleza del castigo. | LIMITES INFRANQUEABLES 1 | LIMITES INFRANQUEABLES 2 | LIMITES INFRANQUEABLES 3 |

© um.co.ua -